Motivos del auge de Conchita Morera, la escuela de yoga ubicada en Zaragoza

Motivos del auge de Conchita Morera, la escuela de yoga ubicada en Zaragoza. A principios de los ochenta las personas que querían practicar yoga en Zaragoza tenían muy pocas opciones por las que decantarse. Todo cambió en el 1983, puesto que surgió Conchita Morera para satisfacer la demanda de los interesados en una disciplina que, por aquel entonces, ya empezaba a contar con cierta popularidad.

La misma se ha disparado en los tiempos que corren. En pleno 2019 son innumerables los individuos que muestran un gran interés por el apasionante mundo del yoga, siendo su principal objetivo el de iniciarse en él para obtener todos los beneficios que otorga a los practicantes.

 

Ello se hace evidente en el aumento de clientes de Conchita Morera. Esta escuela zaragozana de yoga, en la última década, ha experimentado un auge sin precedentes, el cual no es de extrañar teniendo en cuenta los diversos aspectos que la caracterizan.

 

Experiencia inigualable: más de 35 años

 

Dominar el arte del yoga no es sencillo, puesto que son muchos los conocimientos que han de ser interiorizados. Los especialistas que trabajan en este centro no solo llevan un total superior a 35 años empapándose sobre todo lo que guarda relación con dicha disciplina tan beneficiosa, sino también enseñando los conceptos clave de la misma a todos sus alumnos.

 

No solamente la teoría es abarcada en las clases que tienen lugar en la Escuela de yoga Conchita Morera, sino que también se le otorga una gran importancia a la práctica tanto a nivel individual como grupal.

 

Una perfecta combinación conlleva que todos aquellos partícipes de las sesiones acaben experimentando sensaciones nunca antes vividas, gracias al tradicionalismo en el que se centran las clases de la escuela. Y es que la esencia más pura del yoga es plasmada en cada lección impartida.

 

De esta manera la disciplina en su nivel más tradicional y clásico es aprendida por todo tipo de interesados, desde jóvenes hasta personas de edad avanzada que optan por confiar en profesionales que tienen a sus espaldas una dilatada trayectoria relacionada con el yoga en general.

 

Algunos de los múltiples beneficios que reciben los alumnos

 

Llevar tantos años enseñando yoga acaba traduciéndose en una mayor facilidad para trasladar los conocimientos que se requieren para realizar adecuadamente no solo los movimientos propios de esta disciplina, sino también el resto de procedimientos, incluso aquellos relacionados con otras ramas como la conocida bajo el nombre de Raja Yoga, la cual otorga si cabe una mayor importancia a la interiorización.

 

En cualquier caso, tras disponer de los conocimientos necesarios no tardan en recibirse los diversos beneficios que brindan las diversas variantes del yoga y que, gracias a la escuela Conchita Morera, se obtienen en un tiempo récord. El primero de ellos hace referencia a la actitud de superación.

 

Es innegable que en el día a día son cuantiosos los problemas a los que el ser humano ha de hacer frente. Solucionarlos de mejor o peor manera depende directamente del estado mental del sujeto en cuestión, el cual en caso de practicar yoga con regularidad puede solventar cualquier tipo de adversidad de manera exitosa.

 

Y no es para menos, puesto que gracias al autoconocimiento mucho más óptimo y efectivo las decisiones adoptadas pasan a ser inmejorables en todos los sentidos, tanto en términos profesionales como a nivel personal e incluso abarcando muchos otros ámbitos.

 

Por otra parte, el deseo de crecimiento personal pasa a estar siempre presente en él, queriendo autosuperarse con todo lo positivo que ello conlleva. Este aspecto viene dado principalmente por el hecho de que el yoga ayuda enormemente a comprender qué papel juega cada persona en el universo.

 

A todo ello hay que añadir los beneficios propios del yoga que son conocidos por la práctica totalidad de zaragozanos y españoles en general, tales como la enorme liberación de estrés y un notable incremento de la sensación de bienestar.

 

Conchita Morera, una escuela muy versátil

 

El éxito de dicha escuela también es debido a otros factores relevantes. Entre los más importantes se encuentra el de la versatilidad que destila el centro. Concretamente nos referimos al hecho de que no solo imparten clases a alumnos que desean adentrarse en el yoga o profundizar más en él.

 

En efecto, adicionalmente también se encargan de formar a aquellas personas que quieren ir más allá y dedicarse profesionalmente a la enseñanza del yoga. Los conocimientos avanzados son debidamente trasladados para que surjan especialistas de gran renombre a nivel nacional, capaces de enseñar a sus futuros alumnos.

 

Por si fuera poco en Conchita Morera también se llevan a cabo seminarios e incluso clases que abarcan otras especialidades de lo más beneficiosas, ejemplificándolo el masaje infantil y la osteopatía. A su vez, son comprendidas algunas materias muy interesantes como el sánscrito clásico y la astrología, tratándose de uno de los centros más completos y, por ende, de mayor éxito en toda Zaragoza.